viernes, 16 de septiembre de 2011

ANTONIO L´MALO

El oficio de poeta.


El cielo embarazao de llanto;
manadas de aves oscuras
sacan brillo al llano rostro
cerrado a cal y canto.Que la vida no es dura
dicen los viejos paisanos
con hoces en sus caras
y quebrantos en sus manos.

Si no es triste, que locura
que a pedir de boca
venga la suerte...
Nos pueden dar las uvas.

Oh, cielo cerrado a cal y canto
plagado de aves oscuras
ayer ví como dabas a luz
a las estrellas y a la luna.

Cielito que quieres llorar
acuérdate de las pobres gardenias

De la pobre María.

y del nombre del juglar
que quiere inspirar y tocar.

Quiero escuchar tus erres,


abrete.