miércoles, 11 de enero de 2012

Cantarrania, el país de las mil músicas

Tomando como modelo a los grandes nombres que codificaron nuestra música tradicional (Alan Lomax, García-Matos o Bonifacio Gil), el proyecto Cantarrania nació a mediados de 2010 con la intención de desentrañar y sacar a la luz 40 años de rock en los territorios rayanos de Extremadura, Alentejo y Beira Baixa, y que en nuestra memoria esconden un nombre mágico: Lusitania. Cantarrania es, sin duda, el proyecto más ambicioso creado hasta la fecha para la difusión y el (re)conocimiento de un patrimonio musical inmenso, y se configura en la red de redes como la mayor plataforma puesta al servicio de la música popular creada en nuestra geografía. Con un rigor científico que lo convierte en una referencia para los amantes de la música, de la antropología, de la esencia rayana y de la cultura popular, Cantarrania recoge en su seno el mayor archivo sonoro del pop y del rock hecho en nuestro territorio desde 1971 hasta diciembre de 2011, el más amplio catálogo gráfico de carteles, entradas, octavillas, referencias de prensa, etc. de nuestra cultura popular.

 















  • Puesto en marcha por la Comunidad de la Cultura Pagana (La Culpa), Cantarrania acoge también el único proyecto que está (re)escribiendo nuestra pequeña historia del rock y del pop con estudios monográficos y temáticos, al tiempo que es una plataforma de difusión de las nuevas creaciones musicales de este ámbito. Más de 500 grupos, bandas y artistas de todos los tiempos aparecen en Cantarrania. Más de 700 grabaciones y miles de horas de música. Centenares de carteles y recuerdos visuales. Decenas de clips y de paseos fotográficos hacen de Cantarrania un inmenso proyecto para conocer la cultura popular cercana de medio siglo atrás. Pero en el fondo Cantarrania es un proyecto comunal, una aventura coral que no hubiera sido posible sin la contribución de toda la comunidad musical de nuestro territorio que ha cedido el uso de sus músicas, las oficiales y las que nunca vieron la luz, y que durante muchos años han permanecido guardadas en los cajones de la memoria, y que, sin duda, la existencia de este proyecto ha ayudado al rescate individual de ese material que los propios músicos tenían ya en el olvido. Eso es Cantarrana Corps. Por otro lado las herramientas que el siglo XXI pone a nuestra disposición, ha hecho posible que, al igual que los informantes de aquellos trabajos de etnomusicología de cuyas fuentes Cantarrania ha bebido, se haya conseguido desentrañar y escribir nuestra historia del rock a partir de carteles, entradas, octavillas y, sobre todo, a partir de los recuerdos, comentarios, anécdotas y vivencias de sus auténticos protagonistas: el público que vio aquel concierto inolvidable, el amigo que lo fotografió y los músicos que pisaron el escenario. Esos comentarios, esas alegrías aparecen, con firma propia, en Cantarrana Tevé. Casi 200 informantes han hecho posible esta aventura gráfica y emocional. A principios de 2011 se inició la fase de encuentros y entrevistas con los auténticos protagonistas. Fruto de estos encuentros vespertinos son las Crónicas del Paseo Marítimo. Su lectura permite adentrarse en la verdadera intrahistoria de nuestro pop y de nuestro rock. Radio Abisinia es, probablemente, la rama del árbol cantarranio más complejo, y al mismo tiempo más mimado por los creadores de este proyecto. Radio Abisinia es la radio de los estados de ánimos. Propone un gigantesco ejercicio de amor propio, porque propicia la posibilidad de, en función del estado de ánimo del oyente, ofrecer nuestro pop, nuestro rock y todas sus circunstancias (Punk, Hip Hop, Metal, Hardcore, Electrónica, Tecno, Fusión, Pop Rock, etc.) durante todos los momentos del día. Radio Abisinia está en permanente construcción, en constante mutación a través de listas que intentan sorprender al navegante que se acerca a ella. Cantarrana Corps, Cantarrana Tevé, Crónicas del Paseo Marítimo, Radio Abisinia y Cantarrana Exprés (la expresión actual de nuestra música) configuran, en fin, un gran árbol repleto de música y cultura popular. Para todos aquellos que gusten del pop, de la esencia urbana del hip hop, de las desafiantes guitarras del Metal o de descodificar, de una vez por todas, las claves del Punk en Extremadura, Cantarrania es, sin duda, el proyecto definitivo.









    [gallery columns="1" orderby="rand"]