lunes, 20 de febrero de 2012

Marisol Pita



Sola frente al espejo, frente a mi misma, y frente a otro, intento descubrir quien soy. Quiero saber que queda de la niña que he sido, de la adolescente que fui, y cómo es realmente la mujer que soy. Deseo descubrirlo, porque sólo así podré enfrentarme a la mujer que seré, tratando de mejorar virtudes, reducir defectos, y seguir comentiendo fallos, sólo si puedo aprender de ellos. Necesito conocerme bien para conocer de verdad a otros, para entender la vida, y, sobre todo, para disfrutar de ella.